Boehringer Ingelheim Vetmedica, México19 November 2017
  • Influenza Aviar

FICHA DESCRIPTIVA DE LA ENFERMEDAD

Sinónimo

La Influenza Aviar (AI por sus siglas en inglés) se le conoce también como Gripe Aviar o Peste Aviar

Etiología

El virus de la Influenza Aviar pertenece a la Familia: Orthomyxoviridae, género: Influenza virus Tipo A. En México solo se ha identificado la presencia del Virus de Influenza Aviar Tipo A, Subtipo H5N2.

Sistema Afectado

  • Respiratorio
  • Nervioso
  • Urogenital
  • Digestivo

Periodo Incubación

5 - 7 días

Difusión

Rápida

Signos

  • Disminución en el consumo de alimento
  • Emaciación
  • Tos
  • Estornudos
  • Estertores
  • Sinusitis
  • Cianosis
  • Plumas erizadas
  • Desórdenes del sistema nervioso central

Lesiones

Pueden llegar a ser tan severas las lesiones macroscópicas como son: Inflamación, hemorragias con necrosis y muerte celular en piel, cerebro, corazón, glándula adrenal, páncreas y otros órganos viscerales.Ulceras en intestino

  • Hemorragias en Proventriculo
  • Congestión de vísceras
  • Traqueitis

Efectos en Producción

  • Alta Mortalidad
  • Baja de postura
  • Retraso del crecimiento
  • Complicaciones con ERC

Diagnóstico

  • Serología: Prueba de Inhibición de la Hemoaglutinación
  • Aislamiento viral

Muestras Laboratorios

  • Sueros
  • Traquea, pulmón y órganos viscerales en refrigeración
  • Hisopos de cloaca y tráquea

¿QUE ES LA INFLUENZA AVIAR?

Es una enfermedad viral que afecta a un amplio rango de especies aviares, entre ellas a las aves domésticas. En estas últimas puede ocasionar infecciones inaparentes, ligeros cuadros respiratorios, hasta una severa enfermedad sistémica con cuadros de alta mortalidad. Esta enfermedad fue reconocida en Italia en 1878 y se le denominó como Peste Aviar (Fowl Plague). La Influenza Aviar fue identificada hace más de 100 años y actualmente esta en todo el mundo.

¿CUAL ES LA CAUSA DE LA INFLUENZA AVIAR?

El virus de la Influenza Aviar pertenece a la Familia: Orthomyxoviridae, género: Influenza virus A. Este es un virus ARN de cadena simple, de sentido negativo, cuyo genoma está compuesto por 8 genes segmentados que codifican para 10 proteínas. Dentro de estas proteínas codificadas, dos glicoproteinas son utilizadas para el estudio epidemiológico del virus: La Hemoaglutinina y la Neuraminidasa. Están reportadas 16 subtipos de hemoaglutininas (H1 a H16) y 9 neuraminidasas (N1 a N9). La mayoría de las infecciones con el virus de la Influenza Aviar (con los subtipos H1 a H16) son subclínicos o producen una moderada enfermedad, mientras que pocos aislamientos de los subtipos H5 y H7 inducen una enfermedad altamente severa y fatal denominada Influenza Aviar de alta patogenicidad, que históricamente fue denominada Peste Aviar.
La alta virulencia de estos subtipos de virus de IA en pollos no tiene relación con su capacidad de infectar y causar enfermedad en seres humanos.

PRINCIPALES RESERVORIOS Y ECOSISTEMAS.

Los virus Influenza A son endémicos, causan infecciones y enfermedad en seres humanos (Homo sapiens), caballos (Equus caballus), cerdos (Sus scrofa) y varias especies de aves. Los virus de Influenza A han causado brotes esporádicos de manera natural en Minks (Mustela vison) y varios mamíferos marinos como focas y ballenas. En estudios experimentales y encuestas serológicas, los roedores (especialmente ratones y hamsters) carnívoros y rumiantes ungulados son susceptibles a ser infectados con virus Influenza A, pero ellos parece ser, no son los reservorios naturales. Además, no se tiene evidencia de que ellos sean vectores biológicos para la transmisión de Virus de Influenza A entre humanos, cerdos, caballos y aves domésticas, especies que experimentan la Influenza endémica.

En las aves se encuentra la más grande diversidad de los virus de influenza (Todas las combinaciones de los 16 subtipos de Hemoaglutininas y de las 9 Neuroaminidasas), donde las aves silvestres del orden Anseriformes (Patos y Gansos) así como Charadriiformes (Aves de la costa) y ocasionalmente otras especies de aves acuáticas. Las infecciones en estas especies son usualmente subclínicas y son las aves silvestres primordialmente reservorios de todos los tipos de Influenza A y por largos períodos, han sido la fuente de genes para todos los virus de Influenza A de las aves domésticas y mamíferos. Los virus de Influenza son propensos a cambiar genéticamente, lo cual contribuye a la transmisión entre especies y que los virus de Influenza Aviar sean una potencial zoonosis. Los cambios pueden ocurrir por 2 mecanismos: 1).- mutaciones aleatorias en el genoma ARN, especialmente en la hemoaglutinina, lo cual ocurre gradualmente todo el tiempo. 2).- Reacomodo de los 8 segmentos del genoma que ocurre de manera abrupta cuando 2 virus de Influenza infectan una misma célula y da como resultado virus híbridos. En humanos, estos cambios han sido denominados Drift y Shift respectivamente. La frecuencia de que sucedan dichos cambios varía de acuerdo a la tasa de infección en diferentes especies animales.

En general los virus de Influenza manifiestan alguna adaptación al huésped entre individuos de la misma especie, u ocasionalmente la transmisión a especies estrechamente relacionadas. Por ejemplo, numerosos casos de Influenza Humana ocurren cada año, predominantemente causados por cepas de virus de Influenza A de origen humano. Pero en ocasiones también se presentan cuadros de Influenza causados por virus de Influenza A de origen no humano, tales como virus de Influenza A de origen del cerdo.

En el caso de los virus de Influenza Aviar, la dificultad de transmisión e infección a los humanos puede ser parcialmente atribuido a las diferencias que presentan en la eficiencia de la unión de la hemoaglutinina del virus con los receptores de la superficie celular de las células epiteliales del tracto respiratorio de aves y humanos. Se sabe que la hemoaglutinina de los virus de Influenza Aviar se une a los residuos de ácido sialico a través de las uniones con receptores alfa 2,3 galactosa de la célula huésped. Mientras que la hemoaglutinina de los virus de Influenza Humana se unen con receptores alfa 2,6 galactosa de la célula huésped, es decir los virus de Influenza Humana e Influenza Aviar reconocen diferentes receptores celulares para infectar a su huésped natural.

En los humanos, las células epiteliales del tracto respiratorio predominantemente contienen receptores de unión alfa 2,6 galactosa; mientras que en las aves el epitelio respiratorio contienen receptores de unión alfa 2,3 galactosa. Sin embargo, las células del epitelio respiratorio del cerdo presentan ambos receptores de unión, tanto alfa 2,6 galactosa como alfa 2,3 galactosa; lo cual explica porque esta especie animal es susceptible tanto a los virus de Influenza Huma como de Influenza Aviar.

Es por ello que el cerdo se considera como una fuente potencial de nuevas cepas pandémicas, ya que al poder ser infectado con Virus de Influenza Aviar y Humana, dicha infección puede resultar en un reacomodo de genes de ambas cepas de virus en la cual la progenie resultante podría ser Virus de Influenza Aviar que reconozca y se adapte los receptores de las células Humanas.
Los primeros casos de Influenza Aviar en humanos se dieron originalmente en las regiones de Asia en 1997, donde se identificó un Virus de Influenza Aviar subtipo H5N1 de alta patogenicidad para las aves.

Se cree que las condiciones particulares de dicha región, en donde los seres humanos conviven de manera directa con sus animales de granja, como las aves y los cerdos, favoreció la adaptación del virus de Influenza Aviar al ser Humano. Es altamente factible el hecho de que el cuerpo donde se haya llevado la mutación haya sido en el organismo del cerdo y que por medio de el contacto directo con las aves infectadas u objetos contaminados por sus heces hayan causado la infección en el cerdo y que virus se haya adaptado a su organismo y consecuentemente al organismo del ser humano. Asimismo, la estrecha convivencia directa entre seres humanos y aves, así como las condiciones de crianza de las aves hayan favorecido que en algunos casos el virus de Influenza Aviar haya infectado directamente al ser Humano.

En México No existe la presencia del virus de Influenza Aviar H5N1 que se ha detectado en Asia. Asimismo desde el año de 1995 no se han detectado brotes de Influenza Aviar de Alta patogenicidad.

Desde el año de 1994 se detectó en México la presencia de un virus de Influenza Aviar subtipo H5N2 y que ha permanecido de manera endémica en algunas regiones como un virus de baja patogenicidad y ha sido controlado a través de la implementación de programas de Bioseguridad y Vacunación.

Es importante mencionar que las condiciones de producción en la avicultura nacional No permiten que el virus sea un riesgo potencial para el ser humano.

LITERATURA CONSULTADA

Suarez, D.L. and Schultz-Cherry, S.: Immunology of avian influenza virus: a review. Developmental and comparative Immunology 24: 269 - 238. 2000

Menn, D. J. and Tran, T. H.: Avian Influenza A (H5N1) Review. Journal Of Clinical Virology. In press. 2005.

Swayne, D. E. and King, D. J.: Zoonosis update: Avian Influenza and Newcastle Disease. Vet Med Today. JAVMA 222 (11) 1534 - 1540. 2003.

Lee, Ch.; Senne, D. A. and Suarez, D. L.: Effect of vaccine use in the evolution of Mexican lineage H5N2 Avian Influenza Virus. Journal of Virology, Aug 8372 - 8381. 2004.

Swayne, D. E.; Perdue, M. L.; Beck, J. R.; Garcia, M. and Suarez, D.L.: Vaccines protect chickens against H5 highly pathogenic avian influenza in the face of genetic changes in field viruses over multiple years. Veterinary Microbiology 74. 165 - 172. 2000.